jueves, 17 de diciembre de 2015

Día 14, pesaje

Ayer, miércoles por la mañana me tocaba pesar-me. Antes de hacerlo, pues mira, siempre tienes la duda. He hecho bien la dieta, en parte, pero algún fallo siempre hay: un momento de debilidad que comes lo que no debes, cantidades que sobrepasan lo que te habías propuesto, el periodo que te hace comer de más. Así que el pensamiento era ese: "¿lo habré hecho suficientemente bien con los fallos que he tenido?". Y ahí me planto delante de la báscula del baño..... redoble de tambores..... 75,5 kg!!! Bien! No puedo estar más contenta! Según mis cálculos, mi báscula vaya, esta semana he perdido 2 kilos. 

Mis sentimientos son de satisfacción y alegría, por ver recompensado todo el esfuerzo que he hecho, todas las verduras que he comido (se me va a quedar cara de lechuga) y todos los ratos que la ansiedad me ha asaltado y he resistido (que no ha sido todas las veces, algunas he caído).

Y al mismo tiempo siento miedo y confusión. ¿Raro no? Pero así es, me preocupa mucho volver atrás, el efecto yoyo, que estas fiestas que vienen me hagan recuperar lo perdido y más. Además, si esto se consigue comiendo verdura y cosas muy lights a todas horas, que haré cuando llegue al peso que quiero? Me cuesta verme comiendo así toda la vida. En realidad solo estoy bien físicamente cuando me esfuerzo mucho, si dejo de hacerlo volveré a estar igual.... cuanta diarrea mental. Me tengo que decir a mi misma "no cruces el puente antes de llegar".

En fin, que aunque no lo parezca estoy muy contenta! Voy a seguir adelante con la dieta y a seguir perdiendo lo que me sobra.

Esta tarde tengo una visita de control con mi endocrina, ya os contaré.



No hay comentarios:

Publicar un comentario